Qué son banderolas publicitarias

Las banderolas publicitarias son un valioso complemento de las campañas de publicidad desarrolladas en otros medios como los periódicos, la televisión y la radio. De esta manera, la publicidad exterior desempeña un papel importante al recordar y reforzar los mensajes emitidos por otros medios. Las banderolas publicitarias de farola y los carteles pueden considerarse como el último impacto que recibe un consumidor antes de realizar una compra, acudir a un evento o a la celebración de un congreso, ya que se colocan en las calles adyacentes a este tipo de celebraciones.

Los soportes publicitarios de farola pueden dirigirse a segmentos específicos de la población a los que es difícil llegar por otros medios. Por ejemplo, los jóvenes, los trabajadores que pasan mucho tiempo fuera de casa y tienen poco tiempo para ver la televisión o leer la prensa escrita.

Ventajas de las banderolas publicitarias

Se puede decir que publicitariamente es el soporte más llamativo para la realización de ferias, congresos, exposiciones y eventos tanto en recintos cerrados como al aire libre.

  • El precio: la banderola publicitaria es un producto barato, teniendo en cuenta el gran impacto visual del mensaje al consumidor.
  • El tamaño: la gran variedad de tamaños que se pueden producir, hace que este soporte sea multifuncional, se adapta a cualquier tipo de farola o paramento vertical, no hay restricciones en cuanto a la medida, siempre buscando la estética más adecuada al soporte.
  • la logística: ya que es un producto flexible, fácil de transportar, ligero y muy resistente al viento.

Fabricación e instalación de banderolas publicitarias

El material utilizado para las banderolas publicitarias personalizadas están fabricadas en lona opaca de 800 grs. con impresión UV a ambas caras. Normalmente se producen con vaina arriba y abajo para instalarlas con 2 soporte metálicos y una pieza de unión que abraza a la farola, tanto por la parte superior como por la inferior, aunque algunas veces en la zona baja se coloca un contrapeso o un ollado que amarra a la farola con una brida.

Las vainas van cosidas, dejando el espacio para los tubos y solapando perfectamente la impresión.

Conclusión

Vender con banderolas publicitarias personalizadas resulta económico puesto que es un producto muy accesible por unidad y dependiendo del presupuesto se puede llegar a una gran cantidad de gente, con una gran visibilidad, ya que están colocadas en zonas de paso donde se mueven muchas personas. El movimiento continuo de las banderolas, hace que llamen la atención de los viandantes y conductores dentro de la ciudad. Por último, otra ventaja importante es la instalación con mecanismos muy sencillos.