SERISAN: ESPECIALISTAS EN DISEÑO Y FABRICACIÓN DE FOOD TRUCKS

SERISAN: ESPECIALISTAS EN DISEÑO Y FABRICACIÓN DE FOOD TRUCKS

FOOD TRUCK, DISEÑO Y GASTRONOMÍA

Las hay de diferentes modelos, tamaños, colores y con muy variados productos, pero todas tienen algo en común: simplificar la venta y acercar la gastronomía a las calles. El auge de las Food Truck ha traído a nuestro país un nuevo modelo de negocio que no solo facilita a los ciudadanos el acceso a comida de forma rápida, sino que también allana el camino de los emprendedores a la hora montar un negocio en el sector de la restauración y genera nuevos puestos de trabajo en la producción y diseño de estos camiones gastronómicos.

El crecimiento de este tipo de mini restaurantes móviles es evidente. Cada vez hay una mayor demanda de compra y alquiler de estas caravanas. En nuestro país existe ya el Campeonato Nacional de Food Truck, que se celebró el pasado mes de abril en Cantabria con 35 diseños de muy variados productos y estética.

Algo básico a la hora de subirse a un negocio de este tipo de contar con una Food Truck bien diseñada y acondicionada, que será el eje central de la actividad. Pero hay otros muchos elementos que planificar como el tipo de producto a vender, que habrá que determinar en función de los gustos de los consumidores y la zona de actuación; el mercado y la competencia; la vinculación de la estética de la caravana con la marca; y el cumplimiento de la normativa vigente en cada territorio.

Infinidad de productos

Uno de los errores que comete la gente a la hora de pensar en Food Truck es vincular este tipo de negocio a la comida rápida o comida basura. Nada más lejos de la realidad. Existen caravanas con productos muy diferentes y de calidad: comida típica, bocadillos y hamburguesas, helados, gofres, lácteos, pizzas, cafés, postres o productos vegetales. Incluso muchos restaurantes de lujo, con estrellas Michelín, se han sumado a esta moda con una furgoneta propia. Food Truck heladería

Futuro Food Truck

En España estos mini restaurantes han proliferado exponencialmente en los últimos dos años, pero aún queda mucho camino por recorrer para colocarnos a la altura de otros países en uso y facilidades de negocio para las Food Truck. Aunque la fabricación ha crecido en Cantabria y España, desde donde se exportan caravanas a otros países, aún no contamos con una regulación para estos espacios gastronómicos ambulantes, que se reservan en la mayoría de municipios para diferentes eventos como ferias y markets, durante unos días determinados.

Si tomamos como referencia a Estados Unidos, y más concretamente a la ciudad de Nueva York, donde el uso y diseño de las Food Truckestá totalmente vinculado a su cultura, podemos ver una gran diferencia en la evolución de estos negocios itinerantes. Allí las furgonetas de diseño se encuentran en cada rincón de las calles y se instalan en los espacios más céntricos a la hora del almuerzo, a media mañana. Y todo sin cerrar un momento, funcionando con rotación del personal las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Como curiosidad, existen aplicaciones (muy similares a las que aquí utilizamos en el sector turístico) que informan por valoraciones de las mejores Food Truck para comer. Y en las guías especializadas muchas de ellas aparecen con su ubicación habitual. Una realidad que en no mucho tiempo acabará llegando a los países de Europa occidental y que convertirá en habituales a estos vehículos.

 

 

Creación desde cero

Algunas empresas de España han apostado por la producción y venta de estos vehículos, aunque también existe un mercado de segunda mano y la posibilidad de alquilar.

El primer paso para la creación de una Food Truck desde cero es el diseño y fabricación de una estructura metálica homologada sobre ruedas, que posteriormente se cubre con paneles para brindar a la caravana una apariencia acorde a la marca.

Tras el diseño exterior se realiza la instalación eléctrica y de aires en el interior. Un elemento primordial a la hora de organizar las Food Truck es tener en cuenta la disposición del mobiliario para aprovechar al máximo el espacio y facilitar el trabajo dentro de la misma.